El castillo de Samitier

Inefable es la que expresión que elegiría para definir el nido de águilas en el que se emplaza este soberbio monumento románico.

Como no podía ser de otra forma, lo encontramos en el eterno Sobrarbe, comarca en la que es difícil decantarse por alguno de sus múltiples valores: geológico, paisajístico, arquitectónico, rural...

Llegamos tras una corta caminata de poco más de media hora, pasando previamente por la ermita de Santa Waldesca y llegando finalmente al cordal donde, además del castillo, se asienta la ermita de San Emeterio (de donde proviene la palabra "Samitier") y San Celedonio.

Podéis consultar el contexto en el que se inscribe este castillo en la magnífica página de "Románico aragonés".  Yo simplemente os dejo una muestra de lo que desde ahí podéis otear.  Aunque, como siempre, es una muestra; sin comparación alguna a la experiencia de disfrutar de ello in situ.

Vistas al norte: Cerrando la vista, las Tres Serols, la Suca y las Tres Marías e incluso Cotiella.  Por delante, Nabaín, Sestrales, Castillo Mayor y la magnífica Peña Montañesa.
A nuestros pies el embalse de Mediano, con la tozuda torre del antiguo pueblo asomando.


Castillo de Samitier


Ermita de los Santos Emeterio y Celedonio


Vistas hacia el sur, con Torreciudad destacando entre el monte mediterráneo


El surrealismo de la cotidianeidad

Colores y texturas.  Campos del Entremón.


Colores y texturas.  Campos del Entremón.

Comentarios

  1. Buenísima entrada, unas fotos soberbias de unos paisajes y una arquitectura espectaculares.
    Emeterio y Celedonio, mártires que destacan en el escudo de Santander.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curioso, qué coincidencia... Muchas gracias tejón, no es difícil hacer bonitas en un paraje tan inspirador... Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola Oscar.

    Menudo emplazamiento que buscaron para construir este castillo, si ya de paso se aprovecha para darse un paseo por el congost del Entremon, sale una jornada redonda.

    Las vistas desde el castillo, son una pasada! Muy buenas fotos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo,
      Se me hizo tarde para dar una vuelta por el Entremón, que era la idea original. Pero es cierto, las vistas y el emplazamiento son una pasada. Gracias por tu comentario y saludos! :-)

      Eliminar
  3. Todos los ingredientes para anotarlo en mi cuaderno de "cosas que sí tengo que hacer y sin embargo....", jejje
    Aragón, que tierra, uno de mis viajes inolvidables (el que más, creo, de momento) fue allí. Arte, paisaje, belleza, cultura, castillos.... Es monumental en todos los sentidos. Las fotos, espectaculares.
    Anoto: Sobrarbe-eterno-
    Besos, Oscar:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moni,
      Yo también tengo ese cuaderno de "pendientes" a rebosar.. :-D :-D El problema es que cada vez lo tengo más lleno... Sobrarbe es mi debilidad. Hay otras comarcas pirenaicas con cimas más altas, otras con paisaje más atlántico (aunque a vosotros de eso os sobra).., pero el Sobrarbe lo une todo. Lleno de vallecitos donde recargarnos a tope. Muchas gracias por tu comentario y besos! :-)

      Eliminar

Publicar un comentario