martes, 13 de diciembre de 2016

En camino


Ojalá su sendero esté siempre igual de nítido.  
De momento me conformo con mostrarle los caminos que conozco, con la esperanza de que dentro de unos años, cuando esté frente a ellos y los encuentre más vestidos, recuerde la ruta y sepa desemboscarse sola.
Felices cinco, mi chica.

2 comentarios:

  1. Tu preciosa chica en poco tiempo te esperará en las altas montañas y te dirá; papáaaaaa ya estoy aquíiiii, te estoy esperando hace mucho rato, que me canso de esparárrrrr.........

    ResponderEliminar
  2. Le ha hecho mucha gracia tu comentario a mi hija.. :-). :-). Un abrazo fuerte, Andrés!!

    ResponderEliminar