miércoles, 12 de febrero de 2014

Carnaval, carnaval.../ Carnabal, carnabal.....


El carnaval es una celebración de raíces paganas, que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana y por tanto con fecha variable.

 Plaza mayor de Bielsa el sábado de Carnaval

Lo primero es aclarar que aunque en la Semana Santa se celebre la muerte de Jesús en la cruz, las fechas, como siempre, tienen un origen pagano, es decir, que se adaptan a fiestas preexistentes al Cristianismo.

 Bielsa nunca defrauda

Para calcular la fecha de Semana Santa hay que tener en cuenta que el Viernes Santo siempre es el primer viernes después de la primera luna llena posterior al equinoccio de primavera. Por eso las fechas de Semana Santa varían cada año. 
 Las trangas empiezan a tomar la plaza

Y previo a la Semana Santa, se estableció la Cuaresma.  Cuarenta días que imitan los cuarenta días de ayuno de Jesucristo en el desierto y que van desde el llamado “Miércoles de ceniza” hasta el Sábado Santo, sin contar los domingos.

 Cornelio Zorrilla, colgado en el Ayuntamiento, escucha impertérrito el estruendo de las esquillas

En el Carnaval los etnólogos encuentran elementos supervivientes de antiguas fiestas y culturas, como la fiesta de invierno (las Saturnales) o las celebraciones dionisíacas griegas y romanas (Bacanales).  Este lapso de permisividad se oponía a la represión de la sexualidad y a la severa formalidad de la Cuaresma.

 Onsos tomando un descanso

Así, el carnaval está asociado principalmente con los países de tradición católica, y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales; las culturas protestantes usualmente no celebran el carnaval.  En el Pirineo hay buenas muestras de Carnaval, y generalmente en distintas fechas, para poder acudir a más de uno. 


 El hombre doma la naturaleza

Os pongo fotos del Carnaval de Bielsa, porque es al que he acudido bastantes años (este año es el fin de semana del 28 de febrero).  Desde luego, os lo recomiendo al 100 %.  Parecerá un eslogan turístico, pero es una verdad como un templo: Bielsa es Bielsa.  Hasta para el Carnaval.

La verdad es que se me ponen los dientes largos hasta cuando lo cuento.  Lo primero al llegar siempre era lo mismo: Dejar los trastes en el hostal y bajar al Chinchecle a echar una (unos) caña (litros) de cerveza.  Después ir a la hoguera de la plaza, comernos varias tostadas de ajaceite con algún brebaje para pasarlo todo mejor y.... ya poco más se puede recomendar.

A partir de ahí ya, como los toreros: tira uno la montera y.... da igual como caiga.  El resto de detalles los voy a obviar, no vaya a ser que algún menor de edad lea ésto:  ¡Chicos, que no hay que beber! ¡Que si no los mayores hacemos corto!

 Trangas acotraziándose.  La noche va pasando factura....

Los distintos personajes típicos de este Carnaval tienen que ver lógicamente con su origen pagano.  Podemos encontrarnos con las Trangas, hombres disfrazados de macho cabrío, simbolizando la virilidad; los onsos, acompañados por el domador, que simbolizan el despertar de la naturaleza y al hombre dominando ésta; las madamas, simbolizando la pureza; y otros, como L'amontato, el caballet..... 

He visto que han hecho una web, con todos los datos de su Carnaval, así que si estáis interesados, clicad aquí
 L' amontato

Eso sí, si te va a molestar que un onso de 120 kg entre corriendo al bar en el que estás tomando una caña, arrample con media docena de sillas, una mesa y con un poco de suerte contigo y tus bebidas; probablemente Bielsa no es tu Carnaval.

Si vas a considerar obsceno lo que te pueda hacer una Tranga que te acorrale en un portal, Bielsa tampoco es tu Carnaval.


 Sí, sí. Son dos hombres disfrazados de niedal. Típica forma de almacenar la hierba.

Si lo que buscas es buen rollo y algo distinto y auténtico, como dice el cartel a la entrada del pueblo: "BIENBENITOS TAL CARNABAL DE LA BALLE DE BIELSA"

 Bonito despertar bajo la nieve


PD: Como recomendación, para ir calentando podéis releer el post escuchando esta banda sonora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario