martes, 20 de enero de 2015

Nieve sobre Escagüés

Remontando el curso del Subordán encontramos un precioso valle del que ya hablé algo al describiros “La Selva de Oza”.  Estamos en la Bal d'Echo, y si hoy remontamos el río, nos iremos topando con las siluetas (o desvíos) de Embún, Aragüés del Puerto, Jasa, Urdués, Echo y Siresa.

Pero los pueblos en esta Bal, como en tantas otras, han ido naciendo y muriendo con el paso del tiempo; ya que mucho se habla de los pueblos que se han amortau en este siglo, pero muy poco se sabe de los que fueron desapareciendo por distintas causas, como pestes, expulsión de moriscos, deudas de sus pobladores….


  El Aragón Subordán se abre paso entre la nieve

Esta Bal no es ajena a esa sangría, y diversos lugares desaparecieron sin dejar rastro:  Escagüés, Catarecha, Biesa, Espierbas, Orsa, Grosa, Castelsiver....

Me gusta rebuscar sobre esos pueblos, de los que generalmente no quedan más que referencias escritas y algún montón de piedras, los llamados billares o espedregales.  Ya os hablé de algún otro caso, todavía más desconocido, en Arraro.

 Ermita de Escagüés, del s.XVIII, guardando hoy el cementerio cheso

En estas búsquedas, una de las mejores fuentes de datos es el Fogaje de 1495.  Podríamos decir que es un "Qué me dices" medieval, así que no os asustéis, que os lo resumo rápidamente: Fernando el Católico, temiendo un ataque francés, decide poner un nuevo impuesto en el Reino de Aragón, obteniendo así dinero para armarse.

Y para saber cuanto dinero podía recaudar, el primer paso es saber cuanta gente vive en el Reino, por lo que encarga un Fogaje, es decir, un recuento de fuegos, es decir, un recuento de casas.  Por eso, entre otras cosas, con el paso de los siglos hemos asumido la bonita equivalencia de que mi casa es mi hogar.

 Doradilla (Ceterach officinarum).  Este pequeño helecho estaba hoy congelado

Con este documento podemos saber como se llamaba el cabeza de familia de todas las casas de todos los lugares de Aragón en esa fecha.  Pero ¿habéis pensado qué situaciones encontrarían los encargados de esta ingente labor?.  Imaginad la escena, una fría mañana del 27 de octubre de 1496, en la que el Comisario del Censo, escoltado por una patrulla, tras visitar Ansó y Fago, cruza por la sierra y entra en la Bal d’Echo.  Ese día visitó Siresa, Echo, Escagüés, Urdués, Aragüés y Jasa, anotando junto a un notario todos los detalles.

 Umbilicus rupestris (Ombligo de venus), Sedum album y líquenes crustáceos varios

Por cierto, que no sé si los chesos (habitantes de Echo) de la época serían particularmente rudos (lo dudo), pero hay una curiosa sentencia, dictada el 4 de julio de 1470, en la que la Junta de Jurados del Valle prohíbe jugar a ningún juego de azar hasta el día de Santa Cruz del año siguiente.  Por lo visto, hartos de las blasfemias a Dios nuestro Señor, les prohíben jugar a dados y similares (eso sí, el tiro a ballesta se sigue permitiendo).

 Echo y Escagüés, siglos mirándose desde la orilla

Tras visitar Echo, nuestro Comisario y sus escoltas cruzan el Subordán y entran en Escagüés, acompañados de Martín Aznarez, el notario de Echo.  Y es que, con el paso de los siglos, mientras la Villa de Echo ronda ya los 500 habitantes (96 fuegos), Escagüés languidece en la otra orilla, con únicamente 3 fuegos.

Y si pocos son los fuegos, peor es la situación por la que está pasando este lugar, ya que el Comisario hace constar que las cabezas de familia son 3 viudas, cuyos nombres eran Pardo de Bellido, María Destagues y Haonos.  Si las condiciones en muchos lugares ya no eran demasiado buenas para familias "completas", no digamos para las viudas.  Seguramente más de una de estas viudas tendría hijos, es decir, que no vivirían solas; pero no deja de ser un colectivo con bastantes problemas económicos.

Villa de Echo


De hecho, Escagüés sigue existiendo por lo menos hasta aproximadamente 1650, cuando vuelve a aparecer en los censos, para finalmente desaparecer.  Tras siglos habitando el alto valle del Subordán (la primera cita de su existencia es en el Cartulario de Siresa, s.IX), Escagüés muere y queda reducida (como en tantos otros casos) a un topónimo, un apellido (Escabués) y una ermita con su correspondiente romería.


 Muchas de estas ermitas son vestigios de pueblos desaparecidos

Hoy, más de 500 años después, me doy una vuelta por el valle pensando en todo esto e imaginando estas escenas, aunque el día no invita mucho a caminar.

En toda la mañana no veo más que un herrerillo, un petirrojo y una corneja, que me salen a saludar mientras camino por la ribera.  En el monte la vegetación está toda congelada y los únicos vestigios humanos son los ladridos de una batida de jabalí en la ladera de enfrente, así que tanteo rutas y tanteo el camino hacia Urdués y Catarecha, otro despoblado reducido a una ermita y un apellido.


 Los viejos caminos que durante milenios unieron gentes van vistiéndose a ojos vista

Por la tarde aprovecho a encender una buena chera, reinvindicando los tiempos en los que no había casa sin hogar.


El hogar, centro neurálgico de la Casa

6 comentarios:

  1. Como siempre, magnífico el reportaje y las fotos.
    Una pregunta, el fogaje de 1495 ¿hay forma de conseguirlo en PDF? he mirado varias veces en internet y no he encontrado nada completo...
    Saludos, majo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el cumplido chavalote,
      Pues creo que el fogaje no está en pdf. Está en libro y son dos volúmenes (aprox, uno de Huesca y otro de Zgz y Teruel), que según me contaron, no se venden por separado. Los dos valen 35 € (si no me equivoco) y ahora mismo sí que están disponibles (vamos, que se van reeditando, porque suelen tener bastante buena acogida).
      Si estás interesado y en las librerías que frecuentas no está, me lo dices.
      Saludos dsd el pueblo de la ermita y la acequia! ;-)

      Eliminar
  2. Me apellido Escagues y me ha encantado el artículo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias D. Anónimo Escagues,
      La verdad es que el día ayudó. Estaba impresionante el paisaje.
      Por cierto, muy bonito apellido. Intenta conservarlo! ;-)
      Cordiales saludos

      Eliminar
  3. hola mi apellido es escabues vivo en argentina.mi bisabuelo era de alla.no tengo mucha informacion..saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Ya ves de donde procede. Un bonito lugar. Saludos también para ti

      Eliminar