miércoles, 16 de abril de 2014

Solo apto para extremófilos: Las Saladas de Monegros

Hace pocas semanas visité las Saladas de Sástago y Bujaraloz.  Me apetecía hacerlo desde hace años, cuando leí un artículo en el que comentaban que iban a hacer unos experimentos en la zona, por su parecido con Marte (pobres monegrinos, qué fama les ponen siempre...).

Las Saladas de Sástago-Bujaraloz son un complejo lagunar de carácter endorreico ubicado en una estepa salina, cuyos límites incluyen 26 cubetas lagunares y considerado como el más extenso e importante de Europa. 

 Condiciones extremas para la vida

La similitud entre estas Saladas y el paisaje de Marte hizo que en 2011 vinieran aquí expertos del Instituto de Astrobiología de Madrid, asociado a la NASA, que llevaban 7 años trabajando en la creación de la primera estación medioambiental que España iba a enviar a Marte. 

Vinieron a experimentar con un conjunto de sensores de viento, humedad, radiación ultravioleta y temperatura del suelo; ya que según declaraciones de los propios expertos, la elevada salinidad de las aguas, la extrema aridez y los fuertes contrastes térmicos convierten esta zona en un "análogo terrestre de Marte, es decir, un lugar con características geológicas, mineralógicas o climáticas muy singulares". 



 Arthrocnemum macrostachyum, planta sahariana presente en las Saladas

Solamente organismos denominados extremófilos, es decir, amante de lo extremo, son capaces de soportar condiciones tan adversas.  En el plano humano encontramos al hombre monegrino: acostumbrado a lidiar con un clima que le brinda una oscilación térmica anual de más de 50ºC, precipitaciones de 300 mm/año y de postre, ración y media de cierzo.

 Pequeño crustáceo prehistórico habitante de estas aguas, es Artemia salina

 En el plano vegetal encontramos a primera vista a dos primos hermanos, el sisallo (Salsola vermiculata) y la capitana (Salsola kali), al famoso albardín (Lygeum spartum), la sosera (Atriplex halimus) y similares.  En general, es flora típica de suelos salinos o de suelos yesosos (conocida como flora gipsófila). 

 Colonia de Artemia salina

Como curiosidades animales y aparte de la gran riqueza ornitológica, encontramos Artemia salina, un crustáceo prehistórico de color rojizo y causante, al concentrarse en gran número, de las tonalidades rojizas que adquieren muchas veces las aguas de las saladas.

Solemos encontrarlo en este tipo de hábitats porque es capaz de vivir en aguas casi saturadas de sal. 

 Restos de las balsas de evaporación

Si visitamos las saladas encontraremos gran cantidad de flora específica de estos lugares.  Un excepcional libro para conocer más la riqueza de este hábitat es "Las saladas de Monegros y su entorno.  Hábitat y paisaje vegetal", publicado por el Centro de Protección de la Naturaleza de Aragón.


 Curioso paisaje el de las Saladas



El agua de estas Saladas procedía de pozos, canalizándola hasta las eras de evaporación, donde, entre mayo y octubre, se evaporaba y se obtenía la sal.  Esta sal se almacenaba en otros edificios auxiliares, para su escurrido.


No obstante, estas sales obtenidas por precipitación de aguas salobres suelen tener un sabor amargo, debido al contenido en magnesio; por lo que se solían usar para salazones.  Por ello, se solía mezclar con sal gema (obtenida en yacimientos) en Bujaraloz.  Como siempre, la falta de rentabilidad hizo que en el s.XX estas Saladas acabaran cerrándose.

Ya veis, sin salir de Aragón podemos encontrar de todo.


 Ruinas de la vivienda principal de las Saladas

Para más información:
- Ruta por las Saladas de Monegros.
- Vistazo general para conocer qué ver en las Saladas.

2 comentarios:

  1. Hola Oscar, pues mira que he estado cerca un montón de vece, pero nunca me he acercado a verlas, y no será porque no supiera de su existencia. Le echaré un vistazo a esa ruta, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Eduardo! Pues sí. La verdad es que yo el tema estepario también lo he dejado siempre de lado, pero bueno, planificando un poco la ruta e informandote un poco antes, puedes ver algo diferente. Es curioso.. Un saludo!

    ResponderEliminar