lunes, 7 de abril de 2014

El bosque de la Pardina del Señor

El bosque de la Pardina del Señor es uno de esos bosques que siempre has oído, siempre te ha apetecido visitar y nunca has encontrado el momento. 

Fue escogido hace tiempo como uno de los 10 mejores bosques de la Península Ibérica, y si bien es verdad que hoy en día es imposible encontrar algo de lo que no se haya hecho un ranking, nadie podrá discutir sus tremendos valores de biodiversidad.

 Fanlo, frente a las Sestrales, Peña Montañesa....

Desde luego, el mejor momento de este bosque es el otoño, cuando la paleta cromática de sus hojas dejará sin aliento a más de uno.  Ahí entenderéis la frase del Conde Russell, cuando dijo que “los Pirineos son capaces de dar a los santos del cielo nostalgia de la tierra". 
  
 Tranquilidad asegurada en Ballibió

No obstante, cada estación tiene su aquel, para comparar y comprender mejor el bosque.  Algo tendrá este territorio cuando ya la Ronda de Boltaña, en su canción "Niña bonita", avisa: "...Mira que si tú no me amas, yo me'n voy ta Ballibió"..   Debe ser un buen sitio de retiro, para reflexionar...    ;-)
  
 Hayas y abetos dan el toque de color en invierno

Lo que ocurre es que hasta hace poco no existía ninguna ruta que se internase en dicho bosque.  Recientemente se abrió un nuevo trazado del GR-15 (que hasta ahora unía Fanlo con Sarvisé siguiendo la carretera), saliendo igualmente de Fanlo por la carretera y desviándose al poco en una bajada pronunciada, para cruzar el barranco de Chate e internarse en la Pardina del Señor.

 Este tronco estaba puesto a modo de palanca, antes de que se me ocurriera usarlo para cruzar

Lo ideal, lógicamente, es preparar la salida con una combinación de coches, dejando uno en Fanlo y otro en Broto (o Buesa, si se quiere acortar 1 hora).  Yo iba solo, así que no me quedó otra opción que ir hasta donde me dio tiempo y volver a Fanlo.  El trayecto completo son escasamente 6 horas y 600 m de desnivel positivo.

 Bonitos torrentes

El único “pero”, por poner algo, es un tramo muy corto (pocos metros) que pasas por debajo de una pared con mala pinta, antes de internarte en el bosque.  A estas laderas de flysch, le sumas la saturación de agua de las últimas lluvias y un toque de gelifracción, y tienes una mezcla no apta para todos los públicos.  Los cascotes que se veían al pasar dejan claro, en mi opinión, que habrá que apañar un poco mejor esa zona si este sendero se quiere conservar. 

 Preciosos ejemplares de muchas especies.   Aquí un inmenso quejigo adorna el camino.

Estuve toda la mañana y no tuve más compañía que el sonido incesante de los pájaros y el agua, que llevaremos siempre cerca y cruzaremos en varias ocasiones.  En el barranco del Chate estuve un rato haciendo comedias para cruzar, porque había un tronco puesto de palanca, un tanto seco… (y tan seco!).  Conforme avanzaba, crujía, crujía.., hasta que se partió.  Pero bueno, si te gusta hacer comedias, no hay problema.  No es la primera excursión que se me iba al garete los últimos tiempos por no cruzar barrancos o ríos un poco creciditos, así que como aquí no había peligro e iba bien de tiempo, sin problemas.

 Carnuz vieja de jabalí.  Muchos tramos de la ruta se veían foriconiados por estos ungulados

Ya he hablado en alguna ocasión de las Pardinas (clicad aquí si queréis recordarlo), y toda esta zona pertenecía a una más de aquellas explotaciones.  



Según me contaba Noguero, el último pastor trashumante de Fanlo, en este caso la antigua Pardina Ballarín pasó a llamarse Pardina del Señor después de que dicha Pardina fuese adquirida por la Casa El Señor, de Fanlo, más o menos a finales del s.XIX.


En aquella época vivían en la pardina únicamente dos mujeres, que acabaron yendo a vivir a Fanlo y la pardina pasó a ser propiedad de Casa El Señor.  Vivían principalmente de la ganadería, aunque tenían algún campo bueno en el Barranco Ixós.  No obstante, es una ladera que no permitía tener campos grandes, por lo que las producciones de cereal eran más bien testimoniales.
 
 Pardina del Señor o de Ballarín

Cuando los dueños de Casa El Señor dejaron de habitar la pardina, el cuidado de la casa quedó al cargo de diversas casas de Fanlo.  Así, se sucedieron Casa Bernal, Casa Zapatero, Ramón Buisán….


Actualmente la pardina es propiedad de los descendientes de Casa El Señor, aunque el único aprovechamiento que se hace es el arrendamiento de pastos a los ganaderos de Buesa.
 Aparador a la izquierda de la ventana, y hueco tiznado del hogar (¿con su cremallo?)

Desde que fue abandonada, el bosque volvió a ocupar lo que era suyo; y ahora podemos encontrar un bosque mixto maduro, con todas las plantas que uno pueda imaginar. 

Podéis probar a pararos en medio de la ruta y contar cuantas especies estáis viendo: Hayas, abetos, pinos silvestres, avellanos, arces o quejigos son fácilmente identificables incluso en invierno.  


 Arces rodeando toda la Pardina.  Identificables por su típico fruto en sámara, el que usábamos de críos para echar a volar

No obstante, en pleno verano podremos diferenciar (si sabemos) serbales, tilos, tremoletas, fresnos y un largo etcétera.  El sotobosque es dominado por el boj, típico de las zonas calcícolas, aunque también veremos acebos, enebros, musgos, líquenes, hongos, hiedras, lianas de todo tipo…..


 Prímulas, avisando de la primavera


Resumiendo, una buena dosis de naturaleza concentrada.  Como pasa siempre en estas ocasiones, cuanto más te cansas andando, más recargas las pilas para la vuelta; así que recomiendo aprovechar el día al máximo para volver lo más recargado posible.  

Nos vemos por el camino.

 Mítica imagen de este bosque en otoño (de wikipedia)

8 comentarios:

  1. Hola Oscar, pues yo no conocía este bosque hasta que salio en el programa de televisión de Chino Chano, y me dejo encandilado. Es una lastima que no se pueda hacer en circular, tendré que aprovechar un día en el que nos juntemos mucha gente, y vayamos en varios coches para realizarla, ya que merece la pena, en cualquier época del año, aunque ya sabemos que el otoño es las más espectacular. Me ha gustado mucho como lo has narrado, y lo bien documentado que está, me quedaré un tiempo por aquí, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Eduardo, muchas gracias por tu comentario!
    Pues sí, lo de hacerlo circular sería lo ideal, pero bueno, bastante hay con que hayan abierto el tramo nuevo. Yo probé a hacerlo así porque tenía ganas hace tiempo y no suelo tener muchas opciones.., así que aproveché lo que pude. Nos iremos viendo virtualmente, entonces! Gracias de nuevo por tu comentario y un cordial saludo!

    ResponderEliminar
  3. Precioso y muy interesante reportaje de Valle Vió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lorizar!
      Bueno, con sitios así es fácil hacer buenos reportajes... ;-) Saludos!!

      Eliminar
  4. Yo también la conozco y decir que es una maravilla. Y un apunte para los que no la quieran hacer completa existen dos vía de escape hacia la carretera de Fanlo Sarvisé con lo que dejando un coche aparcado en la misma, se puede optar por hacer uno o dos tercios del recorrido. Lo más espectacular en mi opinión son los dos primeros tramos (10 Km.) más o menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señor! Lo más bonito es la primera zona, donde encontramos el bosque mixto. Este lugar para mi es uno de los imprescindibles, por paisajes, cercanía y facilidad de ruta. gracias por tu comentario

      Eliminar
  5. Lo mas bonito es la primera zona, ¿saliendo de dónde?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio,
      Ya ves que estamos de acuerdo. La ruta aparece en el enlace que pongo a la GR-15. Ahí se ve claro donde coger el sendero (es en la carretera, casi llegando a Fanlo). No tenía el enlace correcto, no sé por qué. Pero lo he cambiado. Puedes copiar y pegar el siguiente enlace en el ordenador para ver la ruta: http://www.senderosfam.es/ruta/ficha/52/
      Saludos!

      Eliminar