viernes, 9 de octubre de 2015

Incendio en Gata

Solamente quería mostraros unas fotos que tomé en la Sierra de Gata este verano.  Pocos días antes de mis vacaciones comenzó un incendio en la zona, que afectó a diversos términos y forzó el desalojo de Acebo, Perales del Puerto y Hoyos.     

En San Martín de Trevejo (donde yo iba) los días del incendio debieron ser impresionantes, con todo el cielo cubierto por el humo y los helicópteros yendo y viniendo continuamente, a rellenar en el embalse local. 


Siempre impresiona caminar por una zona incendiada tras el paso del fuego.  Bueno, más bien, circular por la zona.  Lo digo porque TRES SEMANAS después de apagado el fuego, un padre se fue con su hijo a caminar por uno de los parajes incendiados. El resultado fue que el niño acabó en la UCI del Hospital La Paz, con quemaduras en pies y manos, al hundirse en brasas que aún quedaban activas.  Es decir, NO DEBEMOS METERNOS por una zona recién quemada.


Para ver como había quedado la zona me acerqué a las piscinas naturales de Acebo, una de las zonas afectadas y de las que ya hablé alguna vez.  Son un precioso paraje, además de un buen punto de partida para varias excursiones locales.  Las fotos son de esa zona.


Y algo de lo que te das cuenta en estas situaciones es que todo el mundo lleva en su interior un director de extinción, igual que la frase de "todos los españoles llevan dentro un entrenador".  En este caso, unos comentan por donde se deberían haber acometido las llamas, otros que si el problema  es el "monte abandonado".....  

Son temas tan extensos que da un poco de pereza meterse.  Eso sí, me gustaría que echarais un vistazo a este artículo sobre el tema de los incendios, que me parece muy interesante.


Sobre el "abandono del monte".... no me voy a extender, pero resumiendo mi opinión:
- Nos ha tocado vivir esta sociedad, que no es peor ni mejor que la de hace 150 años, sino simplemente distinta.  Ahora prima el mercado, la economía de escala y por tanto la concentración de recursos.  
- Los pueblos son y serán daños colaterales en este sistema.  Podrán llenarse la boca con la "vertebración del territorio" pero las políticas hoy en día van hacia todo lo contrario.  
- Y si el mundo rural y el agrícola se abandonan, el campo se vuelve monte y el monte simplemente es eso, monte.  

Entiendo que mucha gente esté en contra de un monte mediterráneo sin gestionar (y aquí enlazo con el tema "incendios"), pero económicamente nadie podrá pretender mantener artificialmente el monte como se mantenía cuando existía un aprovechamiento ganadero o forestal.  Podrá mejorarse el estado puntual de determinadas zonas, pero aquello es inviable ("aquello" que por otra parte tenía todos los defectos que queramos sacarle)


No hay nada más revelador que ver una cuadrilla armarse con desbrozadoras, conducir con un todo terreno hasta dios sabe donde y pasar el día aclarando un circulo de boj en medio de la nada, rodeados de cientos de kilómetros cuadrados de pinares.  Puede ser entendible como una acción de cara a la galería, pero simple y llanamente, son acciones ineficaces e insostenibles.


En fin, que son temas que dan para mucho.  Me basta con que leáis el artículo y os dé para pensar un rato.  

Como veis en la foto del castaño, la naturaleza siempre vuelve a abrirse paso.  Por nuestra parte solo podemos esperar que, si se encuentra al culpable, se le dé un castigo ejemplar y que las nuevas leyes de montes no vayan "para atrás", sino que se avance en la protección del mismo.  

Al menos se nos irá el sentimiento de impotencia, que es lo único que nos queda.





2 comentarios:

  1. Hola, Óscar:

    Todavía recuerdo cuando pasamos este verano por la carretera que une Malpica de Arba con Biota y vimos los desastres que había causado el incendio reciente. No se me olvidará nunca el silencio inmenso que lo rodeaba todo. Es muy extraño no escuchar nada, ni siquiera insectos revoloteando o aves piando. Como bien dices, ¡qué impotencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Rai! Pues sí. Independientemente del valor que tenga la zona, la verdad es que el monte recién quemado impresiona.... Salud!

      Eliminar