martes, 22 de julio de 2014

¿Estamos siendo invadidos?

Una vez más, vuelvo con uno de esos temas sobre los que reflexiono de vez en cuando.  Es el concepto de "especies invasoras", bajo el cual solemos englobar todo lo relacionado con esta idea:  En nuestros ecosistemas están apareciendo continuamente especies que hasta hace poco no estaban.  

En los medios de comunicación se oyen a veces noticias breves de este estilo:  "Está desapareciendo el cangrejo de río por culpa del cangrejo americano". O "está desapareciendo el visón europeo por culpa del visón americano". 

 Trampeo de galápago en el Ebro

Sin entrar en profundidad en ninguno de esos dos casos, todos habremos oído que hay determinadas especies exóticas que se están expandiendo por numerosas causas.

En el caso de las plantas, la principal es la jardinería.  Esta causa engloba casi el 50% de las especies nuevas que encontramos "naturalizadas" por nuestros ribazos, campos y montes (como por ejemplo, Robinia pseudoacacia).  

También podemos hablar de especies traídas por razones agrícolas (lo que supone casi el 40%); especies usadas para repoblación u obras de control de erosión (que interesan por su rápido crecimiento, como el eucalipto o el ailanto), etc. 

Ailanthus altissima, el omnipresente ailanto

Y si añadimos la fauna, podemos hablar igualmente de importaciones, que bien sin darnos cuenta, bien intencionadamente; acaban ocasionando infinitos ejemplos de plagas como el más que dañino Picudo rojo de la Palmera; el mosquito tigre, el mejillón cebra, etc; que ya forman parte de nuestro día a día. 

Por último, todos habremos oído hablar de sueltas incontroladas por parte de determinadas personas o grupos:  Las cotorras de Kramer en Zaragoza capital, y que tarde o temprano acabarán expandiéndose a través del Huerva o del Gállego; las sueltas por parte de grupos "ecologistas" de visón americano, castor, etc.

Y no es que esto no sea cierto y, además en muchos casos, vergonzoso; lo que ocurre es que en mi opinión, se pone el acento, el foco, en las especies exóticas, porque son llamativas para todo el mundo y por tanto fáciles de recordar.  

Y es que el tema es mucho más extenso y complejo, y me da la impresión de que siempre se dan respuestas fáciles para preguntas difíciles.  Porque como en cualquier problema que se genere en un ecosistema, son tantas las relaciones mutuas de todo con todo, que es muy difícil discernir qué causa qué y qué es un efecto de qué.  Por eso, ante los casos de invasión, la pregunta que se vienen haciendo los científicos hace tiempo es:  ¿Son estas especies exóticas las que están provocando el cambio en el ecosistema? ¿O hay un cambio provocado por muchos factores y estas especies simplemente se están aprovechando?  Usando el término de la revista Ecology, ¿estas especies son conductoras o pasajeras del cambio?

Inmensos nidos de Cotorra de Kramer en los plataneros de la ribera del Ebro

En este sentido os expongo un ejemplo muy curioso que leí en Investigación y Ciencia:  En ciertas zonas de Estados Unidos se estaba detectando una disminución de la población de gramíneas autóctonas y un incremento de dos especies exóticas, Poa pratensis y Dactylis glomerata.  Resumiendo mucho, dos científicos  se dedicaron a eliminar la mayor parte de la población de estas especies, para ver si efectivamente el ecosistema volvía al estado "original".  El resultado fue un nuevo ecosistema, en el que no volvieron las gramíneas originales, sino que hubo una disminución de la población total de este tipo de herbáceas y una invasión de la zona por parte de herbáceas con flor, del tipo girasol.

Y no estamos hablando de ecosistemas frágiles de pequeñas islas, con especies no acostumbradas a competir, sino de ecosistemas complejos como puede ser un bosque norteamericano.  ¿Podríamos extrapolar este experimento a, por ejemplo, simular que podemos eliminar toda la población de cangrejo americano?  Porque a lo mejor también nos encontrábamos con que la población de nuestro cangrejo autóctono no remontaba.  O a lo mejor sí.

En lo que sí está de acuerdo todo el mundo es en la expansión de determinadas especies y en el retroceso de otras.  Y sí que hay especies exóticas que están expandiéndose, pero las que realmente se están llevando el gato el agua son especies autóctonas de las llamadas "generalistas", en detrimento de las "especializadas".

¿qué quiere decir ésto? Que en un ecosistema poco perturbado, es decir, poco afectado por la mano del hombre, todas las especies están interrelacionadas de una manera muy estable y cualquier especie foránea que intente introducirse acaba siendo expulsada, no tiene éxito invadiendo.  Sin embargo, cuanto más perturbados están los ecosistemas, más perturbadas están las relaciones entre las especies que lo componen, por lo que más fácil es que una especie encuentre una "ventanita", un hueco por el que introducirse en el ecosistema y establecer sus propias relaciones.

Robinia pseudoacacia

Como a nivel general, el hombre está expandiéndose, es decir, como los ecosistemas cada vez están más antropizados; las especies muy "especialistas", muy exigentes con las condiciones del medio, están en franco retroceso.

Por contra, las especies generalistas, las que podríamos decir, que "todo les viene bien", cada vez están expandiéndose más.  Así le sucede a nuestra picaraza (Pica pica), a las palomas torcaces o a muchas otras, que no necesariamente tienen que ser exóticas para que nuestros ecosistemas acaben variando.

 http://www.europe-aliens.org/speciesTheWorst.do
Clica en la imagen para acceder a la base de datos europea de especies "alien"


Resumiendo, creo que debemos reflexionar teniendo en cuenta que, en general, los mecanismos de control de poblaciones invasoras son muy costosos y su efectividad es más que dudosa.  Hay que insistir en la prevención y ser conscientes:  Si vamos con nuestra piragua y no nos apetece seguir los protocolos de limpieza por el mejillón cebra, ponernos en la piel del agricultor que tiene que gastar su dinero en cambiar las tuberías cegadas por el mejillón.  O simplemente pensar en lo que nos cuesta, vía impuestos, los tratamientos que hacen los Ayuntamientos contra determinadas plagas como el Picudo Rojo.

Es decir, que los que se encargan del estudio de las especies invasoras y su impacto, puedan seguir estudiándolas y que los que convivimos con ellas tengamos claro que debemos actuar de forma responsable.  

Esa es la parte buena y la parte mala de tener todos nuestra parte de culpa.  Como leí hace poco en un cartel:  "Eres el resultado de 4.000 millones de años de evolución.  Actúa como tal".







2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu artículo Oscar... Eres un crack!..y que buen título... Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias chaval! Me alegra complacer a mi fan nº 1 (por orden, no por intensidad) ;-) Lo del título es para atraer a los incautos.... Otro abrazo para ti y los tuy@s!

      Eliminar