viernes, 31 de enero de 2014

Sobrepuerto


Sobrepuerto es un tema sobre el que se ha escrito tanto y tan bueno, que tratar de escribir algo novedoso u original a estas alturas se me antoja una tarea imposible.

Escartín, haciendo frente a la inmensidad de Sobrepuerto

No obstante, me he dado cuenta que incluso gente de la propia provincia de Huesca, con algún conocimiento en montaña, no tiene claro de qué estamos hablando.  Y en muchos casos el conocimiento (aunque solo sea del nombre) viene por el libro “La Lluvia Amarilla”, de Julio Llamazares.  Y poco más.

Ainielle 
Así que aprovecho mi ventana para daros un esbozo sobre esta maravilla de lugar, y de paso enseñaros alguna foto, esperando que os provoque a aventuraros por alguno de los caminos que se internan en este microcosmos.  Porque siempre que he “llevado” a alguien ha salido contento con lo que ha visto, por poco que haya sido, así que os aseguráis una buena jornada.

El otoño viste de gala a los caminos

El libro de “La lluvia amarilla” ha sido tan importante para dar a conocer este valle, que casi lo recomiendo leer dos veces.  Una antes de ir, para imbuirse de la atmósfera de este lugar; y otra después de haberlo visitado, para comprender mejor la lectura.  No obstante y como anticipo, disfrutad de este precioso aperitivo de Eduardo de la Cruz:

https://www.youtube.com/watch?v=Irvba_xxpIg

Las comparaciones son odiosas, pero sin este libro, tal vez Sobrepuerto fuera un valle como “La Solana”: un soberbio paisaje humanizado, sin ningún “pero” que poner, pero perdido entre la maraña de rutas, reseñas e historietas varias del Pirineo.  Tras la descripción de ese mundo perdido que hizo “La lluvia amarilla”,  poco más se puede añadir.    

 Berbusa.  Antiguo pueblo de carboneros

Sobrepuerto comprende los núcleos de Ainielle, Berbusa, Basarán, Cillas, Cortillas, Escartín, Otal, Sasa, Bergua y Ayerbe de Broto y las Pardinas de Fenés, Isuala y Niablas; todos ellos despoblados (salvo Bergua, vuelto a repoblar).  Una zona habitada desde tiempo inmemorial, y que ya en la Edad Media la encontramos englobada bajo el topónimo Bal de Cuarnas.

Ayerbe de Broto 

Se encuentra enclavado en parajes que podíamos llamar de interfluvio, a caballo entre las cuencas del Gállego y Ara.  Es un terreno quebrado en el que coinciden diversas características que hacen más difícil la supervivencia: altitud (que endurece la vida para los hombres, los animales y los cultivos) y lejanía de los principales servicios (aquí las distancias se miden en tiempo). 


 Escartín en su altozano
 
 Como en tantos otros lugares, las causas de despoblación fueron diversas y como en tantos otros sitios, la Guerra Civil y el desarrollo industrial de los 60 fueron la puntilla.  Al final, Cillas, Basarán y Ainielle fueron vendidos al Patrimonio Forestal del Estado, para repoblar.  El resto de núcleos emigró igualmente, a Huesca, Monzón, Sabiñánigo, los pueblos de colonización, Zaragoza o Cataluña.


Ayerbe de Broto.  Cuidado con los habitantes que os podéis encontrar en algunos pueblos..

Para acceder a Sobrepuerto hay dos caminos principales:

Desde el oeste, por Oliván.  Un camino por pista (con llave, a solicitar en el Ayuntamiento de Biescas) o un sendero.  Dejando Susín y Casbas en un alto a la derecha, nos introducimos hacia la Cruz de Basarán, centro de este territorio.

 
 Oliván

 Susín, vigilando la iglesia de Oliván desde lo alto 
Desde el este, por Bergua.  Diversos caminos, que bien siguen por el paco hacia Sasa; bien cruzan el Forcos y se internan por el solano hacia Escartín.  Según la orientación que elijamos, veremos variar considerablemente la vegetación: hayas, abetos y musgo; frente a quejigos y boj.  Todo insertado a la perfección en un paisaje típico de Flysch (del que hablaremos en otra ocasión).

 Bergua

 Sasa de Sobrepuerto (1.230 m), el pueblo a menor altitud de todo Sobrepuerto.


También, desde el norte, por Yésero y siguiendo la GR-15 nos podremos acercar al pueblo de Otal.

Otal (1.465 m), el pueblo a mayor altitud.

Y por último, desde el sur y a través de las pistas que suben a Santa Orosia y Oturia; nos podremos acercar a Cillas y Cortillas, que conviven juntos pero separados como dice el refrán “Entre Cillas y Cortillas, barranco traidor, siete pelaires y un tixidor”.  

 Río Forcos, arteria de Sobrepuerto que desagua al Ara
 
 Cascadas bajando por los escaloncitos ganados al Flysch


No obstante, todos los pueblos están comunicados por múltiples caminos.  Lamentablemente, estos caminos antes unían pueblos y gentes y ahora solo unen pueblos; antes discurrían entre sembrados y pastos y ahora circulan entre eriales, sorteando zarzas, artos o bucheras.  

 Centenarios quejigos entre los pinares de repoblación

Por eso, serán caminos distintos de los que podemos encontrar en la subida normal a cualquier pico, porque decenas de generaciones de aquellos habitantes habrán dejado su impronta al pasar, algo que cualquiera podrá notar al recorrerlos.  Podéis elegir la ruta a vuestro antojo, planificándola sobre algún mapa o consultando (mejor idea) por ejemplo en wikiloc.  (una pista, el usuario JMNL tiene muy buenas ideas)  ;)

 Camins d'antis mas

De paso, se puede complementar el día visitando el Museo de Artes Tradicionales del Serrablo, en el Puente de Sabiñánigo.  Ahí podremos encontrar numerosos elementos que fueron trasladados desde Sobrepuerto, para protegerlos de la rapiña que durante décadas y al igual que en el resto del Pirineo, ha asolado estos valles.  Por cierto y hablando de la protección del patrimonio, en Formigal podréis contemplar también la iglesia de Basarán, que fue trasladada hace varias décadas, para evitar su deterioro.


 Hayas, tilos, tremoletas, abetos, pinos....La paleta cromática en otoño no tiene fin

Si queréis datos de todo tipo, os dejo la dirección de la web de Escartín, donde podréis pasar horas leyendo y aprendiendo como eran estos lugares cuando en las ventanas había flores, en vez de zarzas.  Historias, fotos, bibliografía, vocabulario…. Todo.  Lo podéis complementar con esta web de Toponimia del Alto Gállego: completísimo!.

Escartín



Herrería de Escartín.  Año 1920.

Y mientras llega el día que hagáis la excursión, os podéis poner como libro de cabecera “La lluvia amarilla”, donde se relata la vida del último habitante de Ainielle.  Para los más impacientes y para abrir boca, este estupendo reportaje hará que os empecéis a imbuir de esta atmósfera tan particular de Sobrepuerto: Clicad aquí  

Tal vez así cuando paseéis por alguna de las calles de estos pueblos, comprenderéis que hay que hacerlo con  el respeto del que entra en una casa ajena.  Porque que no los veamos, no quiere decir que no nos vean.

 Internándonos en Sobrepuerto


Cuando lleguen al alto de Sobrepuerto, estará, seguramente, comenzando a anochecer. Sombras espesas avanzarán como olas por las montañas y el sol, turbio y deshecho, lleno de sangre, se arrastrará ante ellas agarrándose ya sin fuerzas a las aliagas y al montón de ruinas y escombros de lo que, en tiempos, fuera (antes de aquel incendio que sorprendió durmiendo a la familia entera y a todos sus animales) la solitaria Casa de Sobrepuerto. […]
Cuando Andrés vuelva a Ainielle —si es que vuelve algún día— muchos, antes que él, habrán hecho lo mismo.
De Berbusa, de Espierre, de Oliván, de Susín. Los pastores de Yésero. Los gitanos de Biescas. Los antiguos vecinos.  Todos acudirán como buitres, a mi muerte, para llevarse los despojos de este pueblo en el que yo dejo mi vida. Romperán los cerrojos, las puertas. Saquearán las casas y las bordas, una a una. Los armarios, las camas, los baúles, las mesas, la ropa y los aperos, las herramientas de trabajo y los cacharros de cocina.Todo lo que, durante siglos, con enorme trabajo, los vecinos de Ainielle reunimos irá a parar poco a poco a otros lugares, a otras casas, quizá a algún comercio de Huesca o Zaragoza. Fue lo que ya ocurrió en Basarán y en Cillas. Y en Casbas. Y en Otal. Y en Escartín. Y en Bergua. Lo mismo que muy pronto ocurrirá también en Yésero y Berbusa.

(Julio Llamazares, La lluvia amarilla)



PD: Os actualizo que se ha editado la última guía de Sobrepuerto.  Se presentó en Bergua a mediados de julio y se puede (de momento) adquirir al precio de 26 € en:
-Sabiñánigo: Libreria Caradras, Libreria Monimar, Libreria Gil
-Biescas: Libreria Fañanás
-Jaca: Libreria El Siglo, Libreria General, Libreria Calibo
-Zaragoza: Publicaciones Almer, situadas en Calle
San Juan de la Cruz 3 y Calle Cesareo Alierta 8


Eduardo de la Cruz, de nuevo, ha hecho un bonito vídeo de presentación del libro.  Clicad en la imagen para ir abriendo boca:

https://www.youtube.com/watch?v=8QFvjzmSaac&feature=youtu.be



6 comentarios:

  1. Pues, pese a todo lo que se ha escrito de ese espacio, has hecho una sinopsis perfecta. Casi me dan ganas de ir a conocerlo y todo!!! ;-)
    No, en serio. Sobrepuerto atrae. No se lo que tiene. Bueno, en realidad si que lo se. Es la conjunción de naturaleza, historia, arquitectura, costumbres, creencias ... que nos retrotrae a épocas y mentalidades que ya no volverán pero que las tenemos idealizadas en esta sociedad urbanita y aculturada en la que nos ha tocado vivir.
    Y, volviendo al principio, sorprendentemente sí que quedaba por estudiar y escribir. De hecho, nos hemos juntado unos cuantos, entre los que están eminencias como Julio Llamazares, E. Satué, Adolfo Castán, A. Belmonte...y bastantes más (entre los que tengo el orgullo de contarme) para hacer la "Guía definitiva de Sobrepuerto". Han salido muchísimas cosas hasta ahora inéditas y sorprendentes. El libro se está maquetando y esperamos tenerlo, como muy tarde, en mayo. la presentación, ya os enteraréis, se hará, por supuesto, en Sobrepuerto...ya lo estamos cociendo.
    Gracias y saludos afectuosos.

    Pd. Si no te importa, enlazo tu blog en un grupo de feisbuk llamado "Amigos de Sobrepuerto"

    ResponderEliminar
  2. Hola José Miguel,
    Muchas gracias! Y con respecto a lo del libro... Vaya recua de autores me has nombrado...Ya veo que vais a abordarlo desde todas las perspectivas. vaya suerte de estar ahí enmedio aprendiendo! Y por fin me entero de la fecha y el título del libro. Ya avisareis de la fecha exacta, a ver si me puedo escapar. lo malo es que es en mayo...No me cuadra con Reyes ni cumpleaños ni nada. A ver qué excusa pongo para comprarlo! ;-) Por cierto, que ya enlacé la entrada en el grupo de feisbuk!
    Saludos cordiales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Oscar,quizás ya lo conozcas es una perspectiva diferente de ese lugar,Sobrepuerto,al final del documental que realice para la conmemoración de los 25 años de la publicación de la novela "La lluvia amarilla" de Julio Alonso Llamazares sale un visión que explica de un vistazo el por qué de esos emplazamientos,un saludo
      Eduardo de la Cruz

      https://www.youtube.com/watch?v=Irvba_xxpIg

      Eliminar
    2. Muchas gracias Eduardo!
      Pues no lo había visto, pero me ha encantado! Con tu permiso, lo incluyo en la entrada.
      Me ha gustado mucho, tiene mucha clase.
      Saludos cordiales

      Eliminar
  3. He tardado un poco en llegar a tu blog y ha sido a través del de J.M.Navarro. Gracias a él y a las asociaciones O'Zoque y Erata hemos podido conocer un poco más esta hermosa zona de Sobrepuerto. Somos de Zaragoza y llevamos muchos años recorriendo caminos y montañas de Aragón.En octubre del 2014 hicimos una andada por allí (Bergua-Escartín-Basarán...) y fué un flechazo. Me ha encantado leer tu entrada y ver las fotos tan chulas. Nosotros ya estamos esperando la III Andada por Sobrepuerto!!!Saludos. María José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria José, Es normal lo del "flechazo" :-) Las sierras prepirenaicas esconden muchas maravillas, especialmente la de Sobrepuerto. Y si encima tienes la suerte de recorrerlas con naturales del país, ya ni te digo.. Es como visitar un museo con guía. Saludos también para ti y gracias por tu comentario

      Eliminar